¿Qué tal el inglés de Ana Botella?

 

El inglés de la alcaldesa de Madrid está dando mucho de qué hablar últimamente, y algunos (muchos de ellos sin conocimiento alguno del inglés) se lo están pasando pipa criticándola.

No sé muy bien cómo hablaría inglés Ana Botella si me encontrara con ella por la calle, pero a mí no me ha parecido nada mal su ahora famosa intervención ante el Comité Olímpico Internacional.

Así que en lugar de reírnos de esta pobre mujer, ¿por qué no intentamos aprender de ella?

Botella hace varias cosas que la mayoría de los estudiantes de inglés harían bien en emular.

Primero, evita el sonido robótico que tienen muchos españoles a la hora de hablar inglés. Su sentence stress no es perfecto, pero hace un buen esfuerzo por enfatizar y alargar las palabras más importantes de las frases. Por ejemplo, fíjate en el ritmo de esta frase:

Just like all of Spain, Madrid is an amazing mixture of traditions. 

O cuando dice

feel at home

Madrid is fun

y

the heart and soul of Madrid

Variar el énfasis de las sílabas no solo hace que su inglés suene mejor; también hace que sea más fácil de entender, que al fin y al cabo es lo más importante.

Otro logro de Botella es que en todo el discurso no omite una sola s. Esto tiene mucho mérito para una española, sobre todo en palabras como conversations, presentations y traditions (por algún motivo, la terminación -tion con parece ser particularmente problemática para muchos).

Además, dice culture y architecture perfectamente, la última sílaba siendo exactamente como la de teacher.

Estaría mintiendo si dijera que Ana Botella no tiene acento. Debería seguir trabajando su pronunciación de la r (no decir rrrrrreal), la h (evitar el sonido de la  española), la i “corta” (no decir share “eat” cuando quiere decir share it) y la u de full.

Sin embargo, marca muy bien los diptongos de taste y home, y su pronunciación de estas palabras está muy por encima de la media.

Te puede parecer que Ana Botella exagera demasiado algunos sonidos del inglés, pero no creo que sea así. En general, la pronunciación de un idioma extranjero mejora cuando uno exagera sus sonidos hasta el punto de sentirse ridículo. Esto es algo que veo a diario con mis alumnos: tengo que casi gritarles para que marquen bien algunos sonidos (por ejemplo, la i “larga” de week o la ou de found) y es solo al sentirse absurdos cuando por fin los dicen bien.  Si vas a equivocarte, que sea porque te pasas, ¡no porque te quedas corto!

Y finalmente, si tienes la oportunidad de hablar en público en inglés, ¡hazlo! No te preocupes si tu pronunciación no es perfecta, y sobre todo, no te preocupes si tus compatriotas (¡aunque sea el país entero!) se ríen de ti.

Busca a un nativo que te pueda ayudar, y pídele que te corrija en cada sílaba. Graba a esa persona diciendo el discurso despacio y marcando la pronunciación de las palabras que te den problemas, y sobre todo la acentuación, tanto de las palabras como de las frases enteras. Imítalo en voz alta hasta la saciedad, exagerándolo todo, e intenta interiorizar esas buenas costumbres para que se te queden para siempre.

 

 

 

 

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

Posted by Zac on Sep 10, 2013 in Uncategorized, Video |

57 Comments

Raquel
Sep 29, 2013 at 10:30 am

Esta señora pagó a una persona un sueldo con el que nosotros viviríamos toda una vida para que le preparara el discurso y la exposición oral. Para mi fue patético, daba vergüenza ajena escucharla. . Si aún me dices que lo aprendió a través de tu web de un modo autodidacta como la mayoria de nosotros sí tendría un pase pero no ha sido así y no se puede medir con el mismo baremo…


 
quantum
Oct 1, 2013 at 12:50 pm

No veo por qué es obligatorio que una alcaldesa de ciudad (por mucho que sea la capital del país) tenga que hablar inglés. La mayoría de los españoles no saben hablar inglés aun habiendolo estudiado desde EGB, y eso me lo han dicho en una entrevista de trabajo, dándome ventaja. Eso sí, aquí criticar sabe todo el mundo. Pocos fallos veo en el discurso. Quizá exagerado el lenguaje corporal, pero eso de exigir que un alto cargo tenga que saber inglés obligatoriamente no lo entiendo. Veo necesario que un ministro de asuntos exteriores, un diplomático, etc lo hable, pero que haya gente criticando cuando no saben ni dar los buenos días en inglés no lo aguanto.


 
alberto
Oct 2, 2013 at 12:34 am

quantum… me estas diciendo que para representar a 3 millones de personas no necesitas saber ingles? me estas diciendo que una persona que tiene que representar madrid a toda europa y a todo el mundo no tiene que saber ingles? me estas diciendo que una persona que tiene que conversar, negociar, pactar, con centenares de personas al año, ya sean politicos extranjeros, empresas extranjeras….
Pero que k a un panadero, a un electricista, a un carnicero, a un fontanero, se le rekiera un ingles alto?
Tu estas tonto o que?


 
Pepe
Oct 2, 2013 at 1:34 pm

En España a los panaderos, electricistas, carniceros y fontaneros se les exige inglés? Madre mía, su país se va al carajo…


 
yasho
Oct 6, 2013 at 8:57 pm

http://elpais.com/elpais/2013/10/01/eps/1380642231_283504.html

someone might be interested in reading this…


 
Manu
Oct 21, 2013 at 9:20 am

Buen artículo, excepto por lo de “pobre mujer”…

¡Tremendo blog! 😀


 
Juan Pérez
Jul 7, 2014 at 11:47 pm

A mí tampoco me pareció especialmente mala su intervención, y sí las críticas. Sí me llamo la atención y es frecuente en algunos casos, que su preparador, inglés nativo, al parecer, no corrigiera algunos de los errores más tipicos de los hablantes españoles de inglés, y que conocemos todos los profesores pues los corregimos todos los días.

El número 1 es World, Word, etc.. que se pronuncian casi siempre incorrectamente como uól, uór, en vez de uerld, uerd, incluso por personas no nativas que hablan inglés con cierta soltura. Cuando se cuenta con un profesor de inglés y se comete ese error típico, es evidente que el profesor entrenador para el discurso no ha llamado la atención sobre él. Algo parecido ocurre con el frecuente litel (little), guguel (Google).. en vez de litol, gúgol, aunque aquí haya que advertir que la “o” es algo más cerrada que la española. No se entiende que un entrenador para un discurso no insista hasta evitar esa pronunciación.

Sí me llamó la atención el fuerte acento de Blanco, mucho mayor que el de Botella. En este caso es de suponer que el presidente del COI tiene detrás de sí muchos años de hablar en inglés. Y ahora me viene también a la mente Rafa Nadal para cuyo inglés, que es no obstante mucho mejor que hace unos años, no encuentro explicación, pues lleva en el circuito de tenis desde niño.

Excelentes artículos,

@myETN


 

Reply

Copyright © 2017 hablamejoringles.com All rights reserved. Theme by Laptop Geek :)