atom-nucleus-electrons-hi

Hay una manera muy sencilla de evitar errores en tus frases: siempre empezar pensando en el sujeto y el verbo.

Incluso las frases más complicadas tienen estos dos elementos; podríamos decir que son el núcleo de todas las oraciones (por eso he llamado este post “inglés nuclear”).

También son la fuente de muchos errores, incluyendo estos:

1. omitir el sujeto (¡muy común entre los hispanohablantes!).

2. utilizar el pronombre incorrecto (por ejemplo, confundir he y she).

3.  poner el verbo antes del sujeto en una afirmación (en inglés el sujeto siempre va primero).

4. no respetar la concordancia entre el sujeto y verbo (¡esa s para la tercera persona!).

5. utilizar el tiempo verbal incorrecto (por ejemplo, confundir el presente y el presente perfecto).

6. pronunciar mal la terminación del pasado (recuerda que “todos los verbos son irregulares”).

Son muchas cosas para tener en cuenta, ¡y todavía no hemos empezado a pensar en las otras partes de tu frase donde también te puedes equivocar!

Lo bueno es que como todas las frases tienen un sujeto y un verbo, acertar en estos dos elementos es la mejor manera de quitar el máximo número de errores de tu inglés.

Además, si este núcleo de tu frase está bien hecho, muchos de los otros detalles en los que puedas fallar no son tan importantes.

Aquí van unos ejemplos de frases erróneas del tipo que oigo diariamente. En todas, el problema tiene que ver con el sujeto y el verbo de la frase. ¿Puedes corregirlas?

He have a good job. X

That restaurant didn’t like us. X

Are very different my brothers. X

It’s a long time that I don’t see them. X

Is raining? X

Una última cosa: Pararte a pensar en el sujeto y el verbo también te ayuda a simplificar tus frases y comunicarte con más claridad. Intenta expresar tus ideas con sujetos claros y verbos comunes, evitando construcciones pasivas y estructuras innecesariamente complejas. Por ejemplo, en lugar de decir,

In Galicia it is possible to eat for a small amount of money.

puedes decir

In Galicia the food is cheap.

(Este ejemplo viene de mi entrega “inglés rimbombante”; véase también “el inglés, una partida de tabú”.)

Muchas veces hablar mejor un idioma no es una cuestión de saber más, sino de saber aprovechar lo que ya sabes.

 

Join the discussion 12 Comments

Leave a Reply