more questions about questions

question-exclamation

Después de tanto machacar a mis alumnos enseñándoles a formular preguntas correctas en inglés, a veces me pillan a mí rompiendo esa mismas reglas gramaticales. En esta entrega vamos a ver cuáles son las situaciones en las que nos podemos olvidar de las estructuras de las preguntas.

Cómo expliqué en una entrega anterior sobre las preguntas, es muy importante aprender a construirlas bien. En castellano hacemos preguntas simplemente cambiando nuestro tono de voz.

Quieren agua. –> ¿Quieren agua?

Pero en inglés tenemos que modificar la estructura de la frase para señalar que es una pregunta:

They want water. –> Do they want water?

A los estudiantes de inglés les cuesta interiorizar estructuras de este tipo, y su dominio de ellas es una de las mejores maneras de evaluar su nivel general.

Sin embargo, no todas las preguntas se hacen con la misma intención. Además de hacer preguntas para pedir información, a veces las hacemos para confirmar algo que hemos intuído o deducido, o para mostrar sorpresa o interés. Para este tipo de pregunta “falsa”, en inglés muchas veces utilizamos las mismas estructuras gramaticales que utilizamos en las afirmaciones, pero cambiando nuestra entonación, de la misma manera que se hace en español. Por ejemplo,

A: Do you like Shakira? (¿Te gusta Shakira?)

B: Who’s Shakira? (¿Quién es Shakira?)

A: You’ve never heard of Shakira?! (¿Nunca has oído hablar de Shakira?)

Las primeras dos preguntas de este diálogo son preguntas auténticas, es decir, piden información, y por lo tanto tienen las estructuras que corresponden a las preguntas en inglés. La tercera pregunta, sin embargo, es una muestra de sorpresa, y entonces el orden de las palabras es como el de una afirmación. Otro ejemplo:

A: That was a huge meal. I’m so full! (Esa comida ha sido enorme. ¡Estoy llenísimo!

B: Yeah. Do you want to get some ice-cream? (Si. ¿Quieres que tomemos un helado?)

A: You’re still hungry?! (¿Todavía tienes hambre?!)

Otra vez, la última pregunta se hace para confirmar algo que el oyente no se esperaba oír, y por lo tanto utiliza la entonación de una pregunta pero la estructura de una afirmación.

Cuando la frase/pregunta es negativa, a veces tienes dos opciones. Por ejemplo,

A: Let’s play tennis tomorrow morning. (Juguemos al tenis mañana.)

B: You aren’t working?/Aren’t you working? (¿No trabajas?)

De estas dos opciones, la pregunta Aren’t you working? demuestra más sorpresa, como si el que lo dice tuviera información que le hiciera pensar que el otro sí tiene que trabajar. La pregunta You aren’t working? también expresa sorpresa, pero menos, y sirve principalmente para confirmar. La diferencia es sutil, y sólo se puede dominar con la práctica.

Aparte de este tipo de pregunta, a veces nos comemos el principio de una pregunta por pura vaguería. Un excelente ejemplo de esto aparece en la campaña publicitaria got milk? de la industria láctea en Estados Unidos. Este famosísimo eslogan viene de la pregunta Have you got milk?, abreviada como es típico en el lenguaje coloquial.

got milk

Otros ejemplos de este tipo de pregunta informal son

(Do you) Want some water? (¿Quieres agua?)

(Are) You going to come with us? (¿Vas a venir con nosotros?)

Si piensas que la existencia de este tipo de pregunta te da licencia a ignorar la gramática de las preguntas, ¡no lo hagas! Saber cómo y cuándo hablar de esta forma requiere experiencia, y si no la tienes puedes resultar maleducado, o incluso incomprensible. Te aconsejo utilizar las preguntas estándar hasta que sean completamente naturales, y sólo después ir incorporando las formas coloquiales en tu habla cuando sea apropiado.

12 Comments

Leave a Reply